Jardines, mariposas y plantas nativas de Buenos Aires

Conservar la biodiversidad desde la jardinería

Soledad Mesía Blanco

Técnica en Jardinería, UBA


Encargada del "Jardín de Mariposas" del Jardín Botánico Carlos Thays de la Ciudad de Buenos Aires.

Docente de la Escuela Técnica Hicken.


¿Todas las  mariposas son buenas para las plantas o hay algunas que pueden hacerles daño?

Las mariposas, al igual que otros insectos, aportan beneficios a los espacios verdes. Son importantes en los ecosistemas porque polinizan las plantas, son la base de las cadenas alimentarias y por lo tanto mantienen los ecosistemas en funcionamiento. Pasan por cuatro estados a lo largo de su ciclo de vida: huevo, oruga, crisálida y adulto. En la jardinería tradicional durante muchos años se calificó a la presencia de orugas de mariposas como algo nocivo para los jardines y se las combatió de diferentes maneras para exterminarlas. En la actualidad, gracias a la educación ambiental y toma de conciencia del valor de la biodiversidad, se modificó esa manera de pensar. En la jardinería contemporánea se promueve la presencia y vida de diversos animales en los jardines, logrando una multiplicidad de asociaciones entre flora y fauna. Los jardines para atraer mariposas aumentan la biodiversidad en zonas urbanas, suman agentes polinizadores al entorno, activan la base de las cadenas alimentarias, por lo tanto, aportan beneficios al ecosistema.


¿Las mariposas pueden llegar a ser una plaga? Si es así ¿cuándo?

Los campos con monocultivos generan un desequilibrio en el ambiente ligado a una baja diversidad de especies animales, desalentando la biodiversidad. Al modificarse el funcionamiento natural y equilibrado del ecosistema algunas especies de mariposas diurnas aumentan su población. Es el caso de la Isoca de la Alfalfa (Colias lesbia lesbia), las orugas de ésta especie se alimentan de los cultivos causando bajas en la producción.

¿Qué plantas son las que atraen a las mariposas? Algunos ejemplos.

Para atraer mariposas a un jardín se debe comprender previamente cómo y dónde vive éste insecto, reconocer sus comportamientos y cómo se asocia a determinadas plantas. Es importante conocer qué, cómo, cuándo y cuánto come a través de su ciclo de vida.

Un jardín planteado con diversas especies vegetales nativas atraerá naturalmente a muchas especies animales, entre las que se destacarán las mariposas, logrando en su conjunto un hábitat que promueva el ciclo biológico de éstos seres vivos, de esta manera se tendrá como resultado un aumento en la biodiversidad del lugar.

Se deben elegir plantas nativas especiales que le brinden alimento al insecto y un lugar adecuado para reproducirse. Determinados vegetales y animales evolucionaron a la par, se necesitan mutuamente para seguir viviendo, cómo es el caso de las plantas que atraen a las mariposas. A la hora de diseñar el jardín se deben combinar y seleccionar plantas especiales que le brinden alimento a las orugas a través de sus hojas y plantas con flores de ciertas características que brinden néctar al adulto.

Algunas especies vegetales que pueden utilizarse y se encuentran con facilidad en los viveros son: Tala (Celtis tala), Pasionarias (Passiflora caerulea), Sen del Campo (Senna corymbosa), Ingá (Inga uraguensis), Coronillo (Scutia buxifolia), Pindó (Syargus romanzoffiana), Mil Hombres (Aristolochia fimbriata), Achira (Canna glauca), Camará (Lantana camara), Ajicillo (Dicliptera squarrosa), Chilcas (Baccharis salicifolia y Austroeupatorium inulifolium), Anacahuita (Blepharocalyx salicifolius), Verbena (Verbena litoralis), Margaritas (Senecio pterophorus)

¿Qué tipos de mariposas hay en Buenos Aires? Características y colores, ¿Cuánto viven?

En Buenos Aires se pueden encontrar mariposas que se adaptan a ambientes abiertos y modificados como jardines, parques, ciudades, poblados, bordes de caminos, pastizales, bosques y matorrales. La mayoría de las especies vive aproximadamente entre quince a veinte días en estado adulto.

Se pueden encontrar con mayor frecuencia las siguientes especies de mariposas:

-Espejitos (Agraulis vanillae maculosa): es muy común de encontrar, se aprecia casi todo el año, sus alas son de color anaranjado, su vuelo es veloz.

-Monarca (Danaus erippus): una de las más populares, se aprecia casi todo el año, sus alas son de color anaranjado, blanco, negro y su vuelo se destaca por sus planeos.

-Limoncito Común (Eurema deva deva): es muy común de encontrar en verano en sitios urbanos y rurales, sus alas son de color amarillo limón y su vuelo es en zig-zag.

-Cuatro Ojos Común (Junonia genoveva hilaris): es muy común de encontrar a finalizar el verano en grandes cantidades, sus alas son de color pardo y azul con oscuras manchas redondas y su vuelo es errático.

Además de la elección de plantas para atraerlas ¿qué cuidados especiales necesita un jardín de mariposas?

Éste sitio requiere de cuidados para su mantenimiento. Necesita de técnicas especiales de jardinería adaptadas al ciclo biológico de las mariposas. De esta manera se deben aplicar técnicas alternativas que son realizadas por jardineros profesionales o personas capacitadas en el tema. El principio fundamental a la hora de intervenir en un Jardín de Mariposas es beneficiar el ciclo biológico de éstos insectos. Podas, plantaciones, desmalezados, mejoramientos de suelo, etc. deben realizarse bajo este criterio fundamental.

Para pensar

La posibilidad de crear un Jardín de Mariposas también cumple una importante función social y educativa ya que permite aprender junto con la familia, amigos y seres queridos sobre la importancia de las mariposas en los ecosistemas urbanos, distinguir que plantas atraen a estos insectos, aprender todo sobre las mariposas y lograr identificar a las mismas. Así todas las experiencias y aprendizajes se comparten con otras personas, ayudando a difundir acciones para cuidar a las mariposas que habitan Buenos Aires.


Introduce un texto aquí...