Florales de estación

Leda Ramondino

Técnica en Jardinería UBA

Docente de la Institución

¿A qué llamamos florales de estación?

Son plantas herbáceas de bajo porte que se destacan por tener una floración variada y atractiva por sus colores, comúnmente conocidas como "plantines florales" o "florales de estación o de temporada".

A las plantas herbáceas las clasificamos según su ciclo de vida en anuales, bianuales y perennes, siendo las primeras aquellas que cumplen todo su ciclo de vida en una temporada de crecimiento, las bianuales en dos temporadas y las perennes que crecen y florecen durante varios años, dependiendo de las condiciones del lugar, la especie y las tareas de mantenimiento.

Se las considera en el diseño como el elemento de cambio que acompaña los ciclos estacionales aportando el "toque de color". Varias de ellas se destacan también por el follaje y sus distintas tonalidades y contrastes de color, textura, brillo y junto con las diferentes formas y alturas, nos brindan un abanico de posibilidades al momento de planificar el estrato herbáceo de nuestros jardines.

En el diseño de espacios verdes el uso frecuente es en canteros puros o mixtos formando macizos y en borduras, también en macetas para balcones, patios y terrazas. Se pueden usar solas o combinadas con arbustos y otras herbáceas perennes o gramíneas.  

Según la época del año en la cual florecen las agrupamos en florales de estación cálida (primavera - verano) y estación fría (otoño - invierno).

Podemos encontrar en este momento del año, tanto en viveros como en comercios del sector las especies que se utilizan en mayor medida como el Copete (Tagetes patula), Alegría del hogar (Impatiens sultanii), Coral (Salvia splendens), Petunia (Petunia hybrida), Flor de azúcar (Begonia semperflorens), Lobelia (Lobelia erinus), Aliso o Canastita de plata (Lobularia maritima), Conejito (Anthirrinum majus) entre otras. 

Y para la llegada del frío el Pensamiento (Viola tricolor), Prímulas (Primula obconica) y (Primula x polyantha), Crisantemos (Chrysanthemun sp), Violeta de los Alpes (Cyclamen persicum) que poseeun túbero, su órgano de reserva y durante el invierno anunciando el inicio de la primavera Caléndulas (Calendula officinalis) y Coquetas (Bellis perennis). 

Se reproducen por semillas en bandejas con un sustrato fértil, liviano, aireado y con buena capacidad de retención de agua, utilizando una mezcla de perlita, con resaca o turba y abono compuesto. Las mezclas dependerán de los materiales que encontremos en la zona o dispongamos en nuestros hogares.

Algunas de ellas como el Copete, la Caléndula o la Canastita de plata también pueden sembrarse directamente en el cantero o macetero donde cumplirán todo su ciclo de vida.  

Una exposición solar adecuada para cada especie junto con otras labores como el abonado y el riego harán que obtengamos un resultado exitoso en el cultivo de las florales de estación.